Cambiar Idioma Español English Pусский

Teléfono del Instituo Pérez de la Romana +34 965 206 059

Lipoescultura 3D para un cuerpo perfecto

Aunque en diferentes zonas del cuerpo, tanto las mujeres como los hombres, tienden a acumular depósitos grasos. Por ello, la Liposucción es una de las intervenciones estéticas más practicadas.

El Dr. Federico Pérez de la Romana , explica que esta técnica ha avanzado mucho en los últimos años, hasta el punto, que en la actualidad se realiza la denominada Lipoescultura 3D. Un procedimiento para mejorar la figura del paciente en sus tres dimensiones.

Esta Liposucción de última generación consigue definir altamente el cuerpo entero. Esto propicia que pueda practicarse una remodelación total, en la que pueden marcarse ciertas zonas musculares. La grasa extraída de las zonas donde sobre puede infiltrarse en otras que sea necesario redondear o aumentar. Mamas, glúteos, interior de muslos, gemelos o en otras partes del cuerpo o incluso en la cara si así se requiere. La grasa es el mejor material de relleno que existe para las infiltraciones. Es el más natural. Y está demostrado que nuestros propios injertos grasos producen una regeneración del colágeno y de los tejidos donde se infiltran.

Los candidatos a este procedimiento quirúrgico son personas que estén en su peso normal pero con adiposidad localizada. La calidad de su piel es otra condición importante para obtener un buen resultado. Después de aspirar la grasa, es importante que se retraiga la piel para dejar un contorno armónico.

A esto ayuda la aparatología de última generación BodyTite, con la que cuenta el Instituto Pérez de la Romana. Además de extraer la grasa, se consigue también retraer la piel sin dejar cicatrices visibles.

La Liposucción 3D se realiza con anestesia local y sedación. Dependiendo de la zona o zonas tratadas, el paciente puede marcharse el mismo día de la intervención. En el postoperatorio solo se utilizará una prenda compresiva, junto con masajes de drenaje linfático. El resultado es visible en una semana. El resultado definitivo no se apreciará hasta el segundo o tercer mes tras la intervención.