Cambiar Idioma Español English Pусский

Teléfono del Instituo Pérez de la Romana +34 965 206 059

MOTIVOS PARA CAMBIAR LAS PRÓTESIS MAMARIAS

Las prótesis mamarias son los implantes corporales mas usados en toda la historia de la cirugía plástica. Desde principios de los años 60, que se usaron por primera vez en Estados Unidos, se han implantado en todos los países del mundo. Actualmente son millones las mujeres que llevan prótesis mamarias de silicona.

Desde las primeras prótesis, que eran solamente de gel de silicona, han ido evolucionando cada año formándose varias generaciones de prótesis cada vez mas desarrolladas y mas perfeccionadas para ser mejor toleradas por el organismo humano y mejorar el resultado estético.
a
Las mujeres de todas las épocas nos han comunicado su satisfacción y bienestar por los excelentes resultados que les han proporcionado, por eso sigue siendo una de las intervenciones más demandadas en la cirugía estética. No obstante, el exceso de su uso ha motivado que, en la época actual, haya personas que acuden a las consultas de los cirujanos plásticos solicitando que se le retiren o renueven los implantes.

a

Esto se ha convertido en una nueva llamada social. Puesto que muchas de las pacientes que hace años, por moda, se ponían implantes mamarios, ahora vienen a quitárselos. Bien porque desapareció la moda o simplemente porque se han cansado de llevarlos.

A continuación exponemos los motivos por los que algunas pacientes solicitan retirarse las prótesis mamarias:

1. Pacientes que son de avanzada edad y han llevado durante muchos años las prótesis ven en ésta nueva etapa de su vida que no es adecuado tener tal volumen mamario para la silueta de su cuerpo.

2. Pacientes que han tenido implantadas prótesis muy voluminosas deciden que no ha sido acertado el tamaño y quieren simplemente cambiarlas por unas de menor volumen. O, en el caso contrario, que prefieren un mayor volumen.

3. Pacientes a las que les han dado problemas los implantes o que su cuerpo no los acepta. En este ultimo caso están las pacientes que han tenido algún problema de encapsulamiento repetitivo. Este primer síntoma, el encapsulamiento, es el endurecimiento de la mama al tacto. Otro síntoma del rechazo de la persona a las prótesis es que aumenten de volumen exageradamente. Esto último corresponde a la formación de líquido por parte del organismo (seroma).

En estas tres situaciones, lo que hacemos en el Instituto Pérez de la Romana es:

1. Retirar el implante e infiltrar grasa de la misma paciente para reproducir el volumen que hemos perdido al retirar la prótesis y no perder la forma.

2. Otra posibilidad es retirar los implantes y poner directamente otra prótesis. Ya sean más actuales y de menor o mayor volumen, si la paciente es lo que desea. En este caso con las ventajas que proporcionan los nuevos implantes de última generación. Son nanotexturados que no se encapsulan y dan una forma estética y natural.

3. Si no se dan las dos situaciones anteriores, existe la posibilidad de recomponer un volumen con forma, con los tejidos existentes propios de la mama.