Cambiar Idioma Español English Pусский

Teléfono del Instituo Pérez de la Romana +34 965 206 059

Brazilian butt lift o aumento de glúteos

aumento de glúteos

Todos admiramos los glúteos de las mujeres brasileñas, precisamente por sus dimensiones y la increíble firmeza que presentan.El termino Brazilian butt lift se aplica a una cirugía de aumento de glúteos, cuyo resultado es unos glúteos elevados, redondeados, de mayor volumen y que trasmite un aspecto sensual al cuerpo.

El aumento de glúteos es una de las cirugías que mas incremento ha tenido en los dos últimos años tanto en Europa como en Estado Unidos.

¿Cómo se realiza el aumento de glúteos?

Se realiza mediante dos técnicas:

  1. Mediante implantes de prótesis glúteas de gel de silicona, especialmente diseñadas para esta zona.
  2. Mediante lipofilling de grasa tomada de la propia paciente especialmente de las caderas y del abdomen para remodelar toda la zona glútea.
  3. Existe una tercera técnica que es mezclar ambas técnicas para darle mas perfección al glúteo.

Las características de la técnica mediante implantes se realiza con anestesia raquídea y sedación. Las prótesis se introducen a través una incisión en el pliegue interglúteo y la gran ventaja de esta técnica, es que se colocan dentro del músculo glúteo para evitar que caigan posteriormente. Es decir, el músculo hace de sujetador de las prótesis y así permanecerán siempre en una situación elevada dando muy buena forma y contorno a la zona superior del glúteo.

Esta intervención dura aproximadamente una hora, permaneciendo después, un día ingresada en la clínica y el periodo de recuperación es relativamente corto. Después de una semana se pueden realizar todas las actividades normales. La ventaja de asociar la liposucción y el lipofilling es que se pueden eliminar los depósitos de grasa de las zonas que rodean al glúteo, la espalda y zonas laterales de las caderas y así dar una mayor limitación y realce del glúteo.

Brazilian Butt Lift para unos glúteos elevados, redondeados y de mayor volumen.

La segunda ventaja de asociar el lipofilling con el aumento de glúteos con prótesis, es que las zonas que no queden totalmente expandidas o perfeccionadas con el implante si lo conseguiremos mediante la infiltración de grasa o lipofilling.

Esta intervención es aconsejable especialmente en las personas que tienen los glúteos muy planos, personas que han adelgazado y se les ha quedado caído el glúteo, en personas que tienen asimétricos los glúteos y personas que tienen los glúteos pequeños congénitamente. También en personas que han tenido una gran pérdida de peso después de una cirugía bariatrica.

Para las personas que no acepten la colocación de prótesis glúteas, la técnica mas aceptada y desarrollada en la actualidad es el lipofilling.

Para ello es necesario que la paciente tenga suficientemente grasa en su cuerpo para extraer, mediante liposucción. Las zonas mas usadas son el abdomen, las caderas y flancos. En el proceso de aspiración de la grasa es muy importante para asegurar la permanencia y la durabilidad de la grasa trasplantada que se realice con unas características de presión baja para no dañar los adipocitos de la grasa extraída. El segundo paso importante es el procesamiento de la grasa mediante centrifugación y decantación para depurarla lo más posible y asegurarnos el máximo prendimiento de los injertos. El tercer paso importante es la reinyección de la grasa, que se debe hacer a través de muchos micro injertos con cánulas especiales y a distintas profundidades del glúteo para asegurarnos el máximo prendimiento de los injertos y la durabilidad del resultado.

Cuando la técnica es lipofilling el tipo de anestesia utilizado para la intervención es local y sedación. También es importante para el resultado final los cuidados post operatorios que la paciente debe cumplir cuidadosamente, no deben sentarse sobre los glúteos en tres semanas, pero si pueden sentarse cuidadosamente sobre los muslos, los primeros días tienen que dormir boca abajo o de lado pero posteriormente ya podrá dormir como lo desee, también deben evitar movimientos bruscos de las piernas y flexión del tronco.

Después de quince días pueden hacer una vida normal y el resultado es muy satisfactorio.

En el Instituto Pérez de la Romana realizamos frecuentemente esta técnica con muy buenos resultados, por eso somos de las pocas clínicas que estamos cualificados en la realización de este tipo de técnicas.