Cambiar Idioma Español English Pусский

Teléfono del Instituo Pérez de la Romana +34 965 206 059

LIPOSUCCIÓN DE ULTIMA GENERACIÓN 3D

La liposucción es una de las técnicas de cirugía estética más demandadas en las consultas de los cirujanos plásticos. Desde finales de los años 70 en que apareció, ha experimentado grandes cambios y avances.

En los últimos años han aparecido varias tecnologías que ayudan en la liposucción a diluir la grasa y facilitar su aspiración. El problema que existía antes era la falta de retracción de la piel donde se aspiraba la grasa, especialmente donde suele tener tendencia a descolgarse más como en el abdomen, la cara interna de los muslos, los brazos y la espalda. La técnica clásica consistía, mediante incisiones pequeñas en introducir cánulas que iban conectadas a un aspirador potente y así ir aspirando toda la grasa que queremos eliminar. Invariablemente está técnica deja un ligero edema o hinchazón y hematomas. La recuperación dura dos semanas aproximadamente.
a
Las nuevas tecnologías lo que buscan es disminuir esos periodos de recuperación. Consiguiendo un resultado más seguro, especialmente en cuanto a la retracción de la piel.
a
Las tres ultimas tecnologías que asisten a la liposucción son: ultrasonidos, láser y radiofrecuencia. Las hemos probado todas y consideramos como la mas segura la radiofrecuencia bipolar. La técnica se llama Body Tite y es la que utilizamos para remodelar todas las zonas del cuerpo. Es la más moderna, consigue la máxima retracción de la piel, y es la que practicamos en el Instituto Pérez de la Romana.

a

Mediante anestesia local y sedación, la paciente está cómodamente relajada sin sentir ningún tipo de molestia. Realizamos una infiltración exhaustiva de liquido, mezcla de anestésico local, suero y vasocronstrictor, con la finalidad de diluir la grasa, que no sangre en absoluto y pase confortablemente las primeras horas después de la intervención.

El primer paso es realizar un tratamiento con el Body Tite. Mediante la radiofrecuencia se licúa la grasa y encogen los tractos fibrosos de la piel y los tejidos subcutáneos.

A continuación, el segundo paso es la liposucción de todos los tejidos grasos.

Por último, en tercer lugar, se usa otra vez el Body Tite para conseguir la máxima retracción cutánea.

En el periodo post operatorio hay que llevar una prenda compresiva en las zonas donde se ha aplicado el tratamiento. Deben realizarse masajes de drenaje linfático para seguir eliminando el líquido residual de la grasa. Es conveniente empezar a caminar cuanto antes. Se puede reanudar vida normal a partir del tercer o cuarto día desde la intervención.

Las zonas que principalmente se van a beneficiar de este nuevo tratamiento son la cara interna de los brazos, la espalda, sobre todo en la zona superior donde aparecen esos pliegues dorsales, las caderas, la cara interna y externa de los muslos y las piernas. En las rodillas, que era otra de las zonas que no se tocaba, también conseguimos muy buenos resultados.

En resumen, la liposucción de alta definición en tres dimensiones, es una técnica nueva, más completa y perfeccionada, que ha superado a las técnicas anteriores. Se puede incluso usar para definir los músculos en las zonas que deseemos y está especialmente indicada en personas jóvenes que busquen definir zonas concretas de su cuerpo.