Cambiar Idioma Español English Pусский

Teléfono del Instituo Pérez de la Romana +34 965 206 059

REJUVENECE TU CARA SIN CICATRICES

Desde la aparición de los novedosos tratamientos Facetite, Necktite y Accutite se pueden rejuvenecer distintas partes de la cara sin recurrir a una cirugía de lifting. Las grandes ventajas de ésta tecnología son que no precisa anestesia general, es mínimamente invasiva, no deja cicatrices y la recuperación es muy rápida.

La tecnología de radiofrecuencia (RF) es utilizada por primera vez mediante dos aplicadores bipolares. Se colocan uno por debajo de la piel y otro coincidiendo sobre la misma zona pero por encima. La energía calorífica transmitida entre los dos polos tiene dos acciones. Por una parte, coagula y disuelve la grasa (mediante lipolisis) y, por otra, retrae los tejidos o septos fibrosos que van por debajo de la piel. El resultado final de esta acción es la eliminación de la grasa y la retracción de la piel. Las distintas zonas de la cara donde más efecto tiene ésta tecnología son el cuello, la mandíbula y las regiones periocular (alrededor de los ojos) y peribucal (rodeando la boca).

El cuello, en primer lugar, es la zona más propensa al descolgamiento y al acúmulo de grasa. Por eso, la acción del Necktite es tremendamente beneficiosa al eliminar al mismo tiempo la grasa y tensar la piel. Es la técnica más apropiada para eliminar la deformidad conocida coloquialmente como papada. El Facetite es una técnica que se realiza mediante un aplicador o cánula más fina. Actúa sobre la zona descolgada de la mandíbula con la finalidad de elevarla y tensarla.

Por último, para alrededor de los ojos o la boca, se ha diseñado un nuevo aplicador de menores dimensiones, como requiere la limitación de la zona. Esta tecnología, denominada Accutite, utiliza igualmente la radiofrecuencia bipolar aunque con menor energía. Consigue la retracción de la piel de estas partes de la cara tan delicadas como importantes para la expresión.

Estos tratamientos suponen una revolución en el rejuvenecimiento facial. Nos permiten detener el envejecimiento en sus principios con resultados naturales y sin precisar un largo período de recuperación.